En la cocina creamos momentos inolvidables con nuestros seres queridos, olores, sabores, texturas y formas diferentes que nos trasladan a momentos específicos que jamás podremos borrar de nuestra memoria, eso es lo que nos cuenta Karen Lema de la Espatula Verde con la historia que les presentamos a continuación… y para ti, ¿cuál es tu momento inolvidable?

“El olor a galleta recién horneada no compite con nada. Es un aroma tan irresistible que invade toda mi casa. Cuando mis hijos regresan del colegio y abren la puerta, me gusta que lo primero que digan sea: ¡mamá, ¡qué rico huele! y vayan directo a la cocina a comer las galletas que les he preparado con tanta ilusión y cariño.

Estoy segura de que cada vez que mis hijos huelan ese aroma, a donde vayan, en el lugar o país que estén, ese aroma siempre los llevará de vuelta a la cocina de su mamá, y se acordarán de esos pequeños y dulces momentos felices, con algo tan simple como una galleta recién horneada. Esos son los mejores recuerdos, tanto para ellos como para mí.”

Su mejor recuerdo es junto a sus hijos, el más lindo que se da justamente se da en el espacio más importante de la casa, donde la familia se reúne y es el centro de nuestras vidas.